La persona a la que quieres felicitar le apasiona el cine? Entonces y sabes lo que le puede gustar. Regalarle una película puede ser soso y arriesgado a menos que no sepas exactamente que película le encanta y todavía no la tiene. En tal caso podrías comprarle la versión coleccionista, pero sería un regalo que pasaría bastante desapercibido. Prueba con las siguientes ideas para hacer algo un poco más sorprendente.

Festival

Regala unas entradas para ver en primicia alguna película de festival. Si puede ser una inauguración quedarás aún mejor, no todos los días podemos asistir a una presentación oficial de un film. Los festivales que probablemente te queden más cercanos sean el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, El Festival de San Sebastián, Festival Internacional de Cine de Gijón, Seminci (Semana Internacional de cine de Valladolid), Festival de Málaga de cine español, Festival Internacional de cine de Huesca, Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria, Documenta Madrid, Cinema JOVE de Valencia, entre otros, busca cuál te conviene. Puedes comprar un abono, o un par de entradas para que vaya con quien le apetezca, depende de lo que te puedas gastar.

El coleccionista

Regálale aquella trilogía edición especial, con escenas eliminadas que tanta ilusión le hace. Y ya está? Pues claro que no! Supongamos que es un/una ‘freaky’ de Star Wars, busca algún elemento que le pueda gustar a juego con la película, a lo mejor un disfraz, una camiseta, una figura, un llavero, una taza, etc. Además de esto añade el “punto de sal”, si le gustan las palomitas regálale un buen vol lleno de palomitas, cuanto más grande mejor (en una ocasión use un super tuperware cilíndrico tamaño XXL, era práctico porque se podía cerrar bien).

Lo divertido sería que le regalaras primero las palomitas, y después ya le darás el regalo importante. También podrías optar por empaquetarlo todo junto como si fuera un caramelo gigante, siempre triunfa.

Organiza una maratón

Prepara el cine en casa, si conoces a alguien que tiene un proyector sería un ‘puntazo’ poder hacer una proyección a gran pantalla, pero no todo el mundo tiene contactos tan cool 😉 Así que probablemente tenga que ser en el mismo televisor, pero no está todo perdido, solo tienes que organizarlo todo como si se tratara de un festival de cine casero. Asegúrate de crear un buen ambiente: prepara un asiento cómodo con acceso rápido a bebida y comida. Si te lo quieres trabajar mucho puedes optar por recrear un cine, con taquilla en la entrada, ‘fotocall’ para las celebrities, coloca pósters cinematográficos en las paredes, pon la alfombra roja, folletos con la programación de los pases y sus críticas, información con los directores y la ficha artística… vamos, recrear lo que te gustaría encontrar en un festival de cine. El programa: Busca entre 3 y 5 películas que os fascinen o que te hayan recomendado. Programa la maratón con sus pausas pertinentes. Incluso puedes preparar una hoja para jurado para que puntúe qué película se lleva el “Oscar” a mejore película, puedes añadir todas las nominaciones que quieras.

Dónde se rodó…?

Haz un tour cinematográfico de tu zona más próxima. Seguro que hay algún rincón cerca de donde vives dónde se ha rodado alguna película o serie. Puedes contratar un guía o optar por la opción económica; busca las localizaciones y estudia que se ha rodado, infórmate vía online, aunque vigila que la información sea veraz.Busca las escenas en que aparece el escenario, llévate un Ipad o tablet para enseñarlas en el mismo lugar. Consigue algún objeto que aparezca en el film. Hazle un pequeño test, y si acierta las respuestas le das el objeto de regalo.Si tienes buenos contactos a lo mejor puedes pedir permiso para entrar en un plató real dónde se realizan grabaciones habitualmente. Puede que se trate de una serie que siguen rodando y puedas conseguir acceso al plató. No resultará fácil pero si lo consigues quedarás muy bien.Llévale a un museo o a alguna exposición relacionada con la película o serie en la que se basa el tour? Consigue un par de entradas para finalizar la ruta con éxito. Si no existe tal exposición opta por llevarle a algún sitio relacionado con el cine.
Para terminar invítale a cenar en un bar ambientado de cine, la cafetería que aparece en los rodajes, o el restaurante dónde los actores y actrices fueron a comer.

Gran pantalla

Algunos seguimos prefiriendo las películas en la gran pantalla. Algunos cines ofrecen la posibilidad de comprar un pack de entradas. Es una buena oportunidad para alguien que lo valora, pero no va muy a menudo por que no le llega el presupuesto. También puedes pedir si tienen vales para el bar/cafetería y así conseguir un kit completo.

Espero que te haya gustado alguna de estas ideas o al menos te hayan inspirado a dirigir tu proprio proyecto. Así pues… ¡Luces, Cámara, Acción!

¡Espero que os encante!