Mejor que no…

publicado en: Consejos, Regalar | 0

Lo que deberías evitar regalar

Muchas veces para ir rápidos, o a lo mejor porque no nos gusta comprar regalos acabamos por meter la pata. No se trata de comprar algo por comprar, si no de demostrar afecto hacia la otra persona. Si por ejemplo regalas flores a una persona que les tiene alergia le estarás demostrando lo poco que le conoces. O si por ejemplo nunca lleva pendientes y le regalas unos pendientes habrás tirado el dinero.

Todos nos podemos equivocar, pero para evitar algunos errores en regalar te ofrezco unos consejos básicos.

Artículos de limpieza

 A menos que no te lo pidan, por favor no regales artículos de limpieza a una mujer, sería un regalo machista que no te dejaría en muy buena posición.

Auto-regalos

: Intenta no regalar algo que quieras para ti. Muchas veces nos dejamos llevar por el marketing y solo vemos lo que nos gusta a nosotros mismos, perdiendo el punto de vista por completo.

En plan broma yo lo llamo “pelota de basket”, pues mi pareja me dijo que un día me regalaría una pelota de baloncesto, no porque a mi me guste, si no porque quería que fuera a jugar con él, así que desde entonces califico los “auto regalos” como “pelota de basket”. Céntrate plenamente en lo que lo podría gustar a la otra persona por mas difícil que te parezca, hoy se trata de satisfacer al otro.

Artículos de segunda mano

Por norma general mejor que sea un artículo nuevo. Excepto en los casos que se trate de productos de anticuario, coleccionista, de mutuo acuerdo o con motivo benéfico.

Pongos

Son artículos que cuando te los regalo piensas “y esto tan feo donde lo pongo!?” Las típicas figuritas horteras, raras, inútiles, generalmente souvenirs que tienes que poner en una estantería por compromiso. Antes de traer un pongo mejor trae algo de comer, siempre puedes encontrar alguien que se lo coma y no se llenará de polvo ni de malas miradas.

Animales

Un animal no es un juguete, se trata de seres vivos que comportan una responsabilidad que no todo el mundo puede o quiere ofrecer. A menos que sea algo pactado evita a toda costa regalar un ser vivo, porque luego, aun que por suerte no siempre, se dan casos de abandono, ignorancia o maltrato animal.

Espero que os encante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *