¿Buscas ideas de regalos pero no sabes por donde empezar?

¿Te gustaría sorprender a tus seres más queridos de una manera original?

En la consulta de la Doctora Regalos puedes encontrar la solución a tu "dolor de cabeza".

La Sala de Espera

No pierdas el tiempo esperando a que llegue el día indicado. Mientras esperas puedes informarte de miles de ideas que te puedan ayudar a ir menos estresado/a el día D. En la sala de espera tienes una selección de las ideas mejor valoradas creativamente. ¡Hecha un vistazo!

La cafetería de la consulta

Mientras te tomas un 'cappuccino' relajadamente me gustaría informarte de dónde surgió el gesto de regalar y la tradición que le rodea. Aunque parezca una tradición más bien actual se trata de un gesto de generosidad compartido desde hace siglos por religiones y países de todo el mundo.

Historia del Regalo

Indica que es el acto de obsequiar a alguien a través de dinero o un objeto sin requerir algo a cambio. Este gesto conlleva simbolismo más allá de la transacción como tal. El regalo ha estado presente a lo largo de toda la historia como función comunicativa dentro del grupo humano. A lo largo de la historia ha sido común hacerse todo tipo de ofrendas, en la prehistoria, en el antiguo Egipto, en el origen de los pueblos griegos y romanos, para costumbres religiosas que siguen vigentes hoy en día, para marcar jerarquías sociales, para demostrar afecto…

Antiguamente era costumbre celebrar una festividad en los cumpleaños para proteger al homenajeado de los males demonios. Pero con la llegada del cristianismo empezó a cesar, pues divulgaron que era una tradición pagana. Para los cristianos solos se conmemoraba la muerte de los santos, lo contrario sería paganismo.

No fue hasta el SIV cuando se empezó a difundir la fiesta de Navidad, fecha en que se celebraba el nacimiento de Cristo. A raíz de esto se empezaron a celebrar de nuevo los cumpleaños.

Las velas del pastel

En la antígua Grecia se ofrecían dulces redondos con velas a Artemisa, la diosa de la Luna, que representaban el ciclo lunar. Se apagaban las velas de un solo soplido para que el deseo de los mortales se transporara con el humo hasta que llegase a la divinidad. Esta tradición se consideró pagana con la llegada del Cristianismo. Volvió a recuperarse en el siglo XVIII. Cuando era el cumpleaños de un niño se celebraba el 'Kinderfest' en el que traían un dulce a un niño con solo 2 velas, una que representaba la luz de su vida y otra que simbolizaba los años venideros. Las velas se conservaban encendidas todo el día y cuando se consumían se cambiaban por otras. Al final del día se tenían que apagar las velas de un solo soplido. La razón era que el humo de estas trasladaría el deseo del niño a Dios.

El envoltorio

La tradición de envolver los regalos proviene de China. Cuando se inventó el papel el siglo II a.C. empezaron a envolver todo tipo de obsequio. Posteriormente se empleó el papel de color rojo para desear buena suerte.

La tradición que conocemos actualmente fue promovida en Estados Unidos por los fundadores de Hallmark Cards. En plena campaña navideña de 1917, los hermanos Hall vendieron todo el stock de envoltorio para regalos, encontraron un papel de diseño francés que tenían que usar para crear unos sobres y lo vendieron por hojas como si se tratara de envoltorio. Esas hojas impresas se vendieron tan rápido que decidieron empezar a distribuir su propio papel de envolver.

En 1930 nace la cinta adhesiva, también conocida como celo. Agiliza el proceso de embalaje para regalos.

En los años 30’ se empieza a comercializar un diseño influenciado por el Art Deco, que populariza estampados navideños como los copos de nieve, los árboles de Navidad, los patinadores…

A partir de los años 50’ los diseños son más realistas y a partir de los 70’ la influencia de la televisión se empieza a notar con la impresión de ilustraciones de personajes cinematográficos en el papel de envolver.

Otros datos curiosos: En Japón se tiene en cuenta el doblado del envoltorio, un número impar de doblados significa buena suerte y un número par se usa para los regalos en los funerales. En cualquier caso, la cultura japonesa es muy distinta a la occidental, por lo que os aconsejo que si tenéis que regalar algo a alguien de Japón os informéis debidamente en páginas especializadas.

Las tarjetas de felicitación

Tradicionalmente empezó como una tradición china para intercambiar deseos en año nuevo. Y los egipcios transmitían sus felicitaciones a través de papiros enrollados. Posteriormente en el siglo XV, entre la alta sociedad de Europa se intercambiaban tarjetas de saludo hechas a mano.

En Alemania la tradición de imprimir felicitaciones del año nuevo empezó a principios del 1400. Más adelante se amplió la tradición a enviar felicitaciones de San Valentín hechas a mano.

En las escuelas de Gran Bretaña era tradición enviar postales ilustradas con imágenes navideñas. Los profesores les pedían a sus estudiantes que redactaran pequeñas notas relacionadas con la Navidad para que las enviaran a sus casas pocos días antes de que empezaran las vacaciones.

En 1840 el franqueo postal ayuda a ganar popularidad del envío de postales.

El propulsor de la actual felicitación navideña fue en 1843 sir Henry Cole, londinense empleado de “The Record Office” oficina de correos. Tenía un listado demasiado largo de amistades para felicitar de manera individual. De manera que pidió a John Calcott Horsley una ilustración para una tarjeta de felicitación. Se trataba de una ilustración de una escena navideña. Una vez impresas se colorearon a mano y Cole les añadió unos mensajes de felicitación personalizados para enviar a sus seres queridos. Horsley mandó imprimir 1000 copias, y con las sobrantes decidió venderlas. Así fue como se comercializaron las primeras felicitaciones navideñas.

En1860 Thomas Nast, creador de la imagen de Santa Claus, organizó la primera venta masiva de tarjetas navideñas con la frase “Feliz Navidad” impresa.

En 1862 las compañías Marcus Ward & Co, Goodall y Charles Bennett comenzaron la producción en masa de tarjetas de felicitación. Emplearon artistas bien conocidos tales como Kate Greenaway y Walter Crane como ilustradores y diseñadores de las tarjetas.

En la década de 1870 se imitó la costumbre a Estados Unidos, donde se aplicó la cromolitografía.

En 1893 la costumbre recibió la confirmación real cuando la Reina Victoria encargó 1.000 tarjetas a una imprenta británica.

Con la mecanización y los progresos técnicos como la litografía en color abarató los costes, por lo que la industria manufacturera de la tarjeta de felicitación se propulsó desde 1930 en adelante.

Información obtenida de WikipediaFashion FruitJaponismo y Empaquetando Ando.

Los últimos avances en regalos

Regalar Nostalgia

¡Los 80 y los 90 vuelven a estar de moda! Lo puedes observar en la moda y en televisión. Con la llegada de “Stranger Things”, “Glow”, “Narcos”, “The Americans”, “Summer... Leer más

Regalos de semana santa

Semana santa es una celebración religiosa, con encuentros familiares pero también un break que mucha gente aprovecha para desconectar o viajar. Aprovecha estar ideas para inspirarte en tus regalos de... Leer más